la embocadura en el saxofón

 

 

 LA EMBOCADURA EN EL SAXOFÓN.-Por Antonio Juárez Bayón.- (06-02-17)

 

La palabra “EMBOCADURA”, significa parte de alguna cosa que entra en la boca. Cuando dicha palabra está relacionada con la ejecución de instrumentos musicales, podría entenderse además, como “abertura para adentro”. Pero la embocadura en el caso del saxofón es algo más complejo que todo eso. 


La embocadura,  está configurada fundamentalmente  por varios elementos físicos, incluso psíquicos,  interrelacionados entre sí  que junto con la boquilla-caña intervienen en la producción del sonido, como son, entre otros: Los labios, los dientes, los músculos orbiculares de la cara, la lengua, la cavidad bucal, la garganta, la respiración, la situación emocional, etc. etc.

El conjunto boquilla-caña, debe introducirse en la boca, aproximadamente algo más de la mitad de la parte biselada. Los dientes superiores reposaran suavemente sobre la boquilla (a veces se pega en la parte superior de la boquilla un protector que sirve de almohadilla), arropados por el labio superior. El labio inferior,  tocara y envuelvera suavemente los dientes inferiores a modo de almohadilla, para que estos no toquen la caña y permitan que esta vibre con naturalidad al paso de la columna de aire.

Debe tenerse siempre presente, que la embocadura debe ser relajada, acolchada y sostenida, lo que requiere en principio la práctica de ejercicios que contribuyan a ello, consistentes en abrir la boca como si quisiéramos tocar con la comisura de los labios las orejas  y luego cerrarla con los labios hacia adelante  como si fuéramos a silbar  con el fin de ejercitar y fortalecer  los músculos orbiculares para que en el momento de tocar, los labios produzcan un cierre totalmente hermético.

Este ejercicio,  debe hacerse con ritmo regular y repetirse entre 30 o 40 veces seguidas y dos o tres veces al día consiguiendo así fortalecer la tonicidad muscular. La garganta debe mantenerse bien abierta con el fin aumentar la cámara interna de la boca  para lograr  una mayor resonancia, sobre todo  para las notas graves.

En lo que a la respiración se refiere,  podría decirse que hay fundamentalmente dos clases a los efectos que nos interesan:  La respiración  activa y la circulante o circular. La activa es aquella que utiliza el saxofonista cuando le viene impuesta por las circunstancias del ejercicio que está tocando o las peculiaridades de la frase musical, mientras que la circular  es la que se realiza sin dejar de emitir sonido y, aunque es poco utilizada ya he dedicado a ella uno de mis artículos.

Existe como es logico la respiración pasiva,  que nada tiene que ver con él saxofón. Es aquella  que realizamos cuando caminamos o realizamos cualquier otra tarea actividad  relacionada  con nuestra vida cotidiana. Pero la  respiración que nos interesa a los saxofonistas es la activa. Esta, debe de hacerse por la  boca (comisura de los labios), a pesar de que hay opiniones muy minoritarias  en contra, que admiten una leve apertura de la mandíbula para permitir abrir un poco la boca y respirar. Opinión que yo  no comparto por varias razones que algun día explicaré. Por otra parte, estan  los poqísimos  que respiran por la nariz,  pero  este tipo de respiración la rechazo totalmente  porque, entre otras cosa es menos intensa y rápida y además, fatiga al saxofonista.

Para comenzar a estudiar se precisa una boquilla clásica, si es posible Selmer de abertura media, pues las boquillas “super shot” precisan de una cierta experiencia para saber dominarlas. Por ello, es necesario elegir bien el conjunto boquilla-caña, conforme a las características físicas del estudiante o ejecutante, ya que no existe una embocadura estándar, pero sin embargo,  hay una línea y unas pautas a seguir por los instrumentistas, tendentes  a encontrar el equilibrio entre extremos que permiten  lograr la mejor embocadura y calidad de sonido. Es preciso no olvidar  que la embocadura básica permanece igual para todos los saxofones con las lógicas variaciones, claro está, dependientes del tamaño de  la boquilla.

Para lograr una correcta embocadura es preciso tener en cuenta lo que se ha dicho y seguir los consejos del profesor, además de paciencia, constancia  y auto supervisión, dada la compleja actividad de cada uno de los elementos que se han de poner en marcha  para producir un buen sonido. Por último,  no olvidemos, que el éxito de un saxofonista está basado  sobre todo una buena embocadura,  y en el conocimiento  de recursos técnicos. Saludos.

 

"SAXOFONCROMATICO" (Método de saxofón  del  profesor Antonio Juárez Bayón).

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

25.04 | 17:38

Hola. No me constan saxofones fabricados con carton. Creo que hay un error. Un saludo.

...
24.04 | 16:24

Exc datos tengo dudas sobre un Sax tenor fabricación italiana carton

...
20.03 | 12:07

Un Mark VI cinco dígitos con llave de Fa# y con lacado original y en igual estado de conservación se cotiza mas que sin llave y si tiene Mib y So# dobles mejor.

...
18.03 | 07:04

Que de verdadero hay que sea mas cotizado un Mark VI sin llave de fa# de uno con esa llave?yo tengo uno con grabado francés y con llave de fa# y suena increible

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO