la llave de armónicos en el saxofón

      
     Esta llave está colocada en el tudel  cerca del extremo más ancho del mismo, en el medio aproximadamente de las dos chimeneas de octava y es accionada por el dedo pulgar  mediante una palanca situada a la izquierda de la llave de octava.

     Aunque se la conoce como “llave de armónicos”  (S),  es una gran desconocida  para muchos,  y en contra de lo que algunos piensan,  no es para obtener armónicos, sino para facilitar la emisión de los mismos. Según una mayoría muy significativa de profesionales del saxofón alto, esta llave presenta  pocas ventajas  y muchos inconvenientes:

Ventajas.-
 
-Facilita la emisión de los armónicos.  (No produce los armónicos).
-Se logra con ella  un sonido más homogéneo entre los graves y los agudos.
-Mejora la afinación en el registro sobreagudo.
-Puede ser útil en el registro medio-agudo en intervalos grandes. 

Inconvenientes.--
     
     Supone una mayor  complicación a la hora de tocar   si no se tiene mucha práctica en su manejo al tener que utilizar   las dos llaves.    

     Si queremos aprovechar alguna de las ventajas  citadas  para su óptimo rendimiento debe que ser utilizada de la siguiente manera:  La llave de 8ª para las notas  Re  a Fa# (4ª línea). La llave de armónicos (S), para las notas Sol a La # y por último la llave de 8ª  MAS la  (S),  del Si  al  Fa#, lo cual no deja de ser un obstáculo,  porque tal combinación de llaves   dificulta la digitación  en ejercicios rápidos y complicados innecesariamente y la diferencia sonora  es prácticamente imperceptible.
 
      Por otra parte, si mientras se está tocando el tudel se desplaza hacia un lado u otro, cosa que puede suceder, la llave (S) se abriría y no se podría seguir tocando,  sopena  de colocar el tudel en su sitio, lo que supone una maniobra más a realizar en el caso de que esto suceda.  

     La incorporación de esta llave -si se mira bien- es tanto  como volver al  problema  de  las dos llaves de  8ª de los primeros tiempos del saxofón. Problema,  que se soluciono  con la invención del mecanismo de  automatismo en 1888  que convirtió las dos llaves  de 8ª en una sola y que se incorporaría a todos los saxofones en 1925.

     Sobre la base de utilización inadecuada  de la llave de armónicos (S),  algunos  saxofonistas (quizás sin pretenderlo),   convierten el  saxofón en un instrumento chillón,   que no lo es, en contra de lo que debe ser, un instrumento  de sonido penetrante dulce y agradable  y en ocasiones suntuoso y majestuoso.

    Además, la mayoría de los saxofonistas,  que practican los armónicos los sacan con la llave de  8ª  única  sin necesidad de la llave (S), como es el caso de S. Rascher y otros,  lo cual demuestra que no es tan necesaria como parece.   De  hecho Marcel Mulé  la desaconseja. 

¿Pero que son los armónicos?...
    
      Se entiende por sonidos armónicos, las frecuencias secundarias que acompañan  a la frecuencia  de un sonido generador o  fundamental.   Son  una serie de sonidos de cuya presencia no nos percatamos, pero que están ahí y que bien utilizados, como todo en la vida,  pueden ser un excelente recurso acústico.

     Aunque parezca sorprendente, diré que a este respecto,  Pitágoras  (582 a.C.),  construyo un aparato que denominó  “Sonómetro”, en el que basó sus investigaciones sonoras  denominadas  Sistema Pitagórico, el cual ha servido de base para que  cientos de años después,  se llegara al descubrimiento  de  lo que hoy conocemos como la serie armónica. Es decir, la sucesión de armónicos que se producen al vibrar una cuerda o una columna de aire con una misma posición


      Los sonidos armónicos pueden ser naturales y artificiales. En el caso del saxofón, son naturales  los sonidos que emite el tubo  según la serie armónica, y artificiales,  los obtenidos mediante el empleo de posiciones  complementarias o tranquillas.
     Cuando por ejemplo reproducimos el sonido  Do grave,   en realidad están sonando  20 sonidos armónicos  más.  Sin embargo, el saxofón solo produce  16 sonidos fundamentales, todos los demás en los que interviene la llave de octava  son enarmónicos. Asimismo,  son sonidos armónicos propiamente dichos  todos los sonidos  que sobrepasan  el Fa# agudo.  .

 Factores que intervienen en la producción de los armónicos.-


-Tener intención  y sentir interiormente el sonido que deseamos obtener.

-Presión del la columna de aire.-Ampliación de la cavidad  bucal, (garganta).

-Modificación en la presión de la embocadura (precisa de gran control).

-Posiciones digitales  alternativas a emplear (son muy subjetivas).

-Otros factores  psicofísicos  de difícil precisión.  



Emisión del sonido armónico y m
etodologia.-

     Conviene resaltar que no se deben  empezar a estudiar los armónicos  hasta haber superado al menos  los estudios de grado medio cuando ya esta la embocadura suficientemente consolidada, y aunque  algunos profesores recomiendan para ello  boquillas abiertas  y cañas un poco fuertes, tal recomendación  sin embargo,  no es seguida  por una mayoría significativa  que piensa que esto puede  dañar la consolidación de la embocadura y desvirtuar el verdadero sonido del saxofón. Así pues me inclino por esa mayoría que opina que los armónicos deben obtenerse, con la boquilla y la caña  habituales que cada saxofonista haya elegido para sus estudios y  actuaciones profesionales, empezando  primero por los armónicos naturales En cuanto a la metodología empleada para su estudio,  como dice el refrán, “cada maestrillo tiene su librillo”.
     Ahora bien, yo entiendo que  para empezar  es recomendable  hacerlo con  los sonidos de la  “serie  armónica”. Por ejemplo,   se digita el Do medio  y se sigue tocando  hasta el Fa (5ª línea). Una vez oído este Fa,  intentar reproducir ese sonido  cantándolo (no tocando), luego con las posiciones del Sib grave  (sin llave de 8ª),  se hace sonar  en el saxofón el sonido del Fa que se  había cantado y que está retenido en la mente y veremos  que con facilidad sonará el Fa con las posiciones del Sib  grave.  Ese Fa es un armónico.

     Puede reforzarse este ejercício con la  práctica  de  otros como los  glisandos  descendentes con las notas agudas  Re, Re#, Mi, Fa y Fa#, o la emisión de las  notas graves con la llave de 8ª pulsada, etc., etc.  Una vez dominados estos armónicos naturales,  servirán de  base para el estudio de los armónicos artificiales.Se trata  de encontrar y emitir cada uno de esos sonidos armónicos  con afinación y precisión  hasta  adquirir un dominio relevante de los mismos. 

      Os aconsejo para ello  que echéis  un vistazo a los métodos siguientes: “Top Tones for Saxophone” de S. Rascher  o bien a “Los armónicos en el saxofón”  de P. Iturralde o del profesor Ivan Meyer y sobretodo no olvidéis dos cosas:

a).- Que  la actividad mental debe preceder y prevalecer sobre la corporal.

b).- Que uno de los mejores ejercicios que podemos hacer  para desarrollar la producción del sonido, es tocar unos pocos armónicos todos los días. Un saludo.
 
 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

15.01 | 23:49

hola, porqué los saxos sin lacar son más caros que los lacados? Gracias.

...
23.12 | 13:21

Hola amigo. La diferencia esta en que el Yamaha EXS es una versión mejorada del Custom 875. Es mejor que el Yamaha YAS 62S. También es mas caro. Un saludo

...
22.12 | 23:23

Cual es la diferencia de un saxofón plateado Yamaha YAS 62S, y un Yamaha EXS plateado.

...
21.12 | 19:25

Hola amigo: Quiero decir que UNIVERSEL como marca no es suficiente. Mira de enviarme además, todos los datos que tenga el saxofón grabados. Un saludo.

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO